Guía para iniciarse en GNU/Linux

Si alguna vez has intentado iniciarte en el “mundo Linux” te habrás dado cuenta que hay un centenar de posibilidades para hacerlo, y en un principio puede parecer complicado. Gracias a esta guía vas a poder lograrlo.

Puede que quieras hacerlo porque estás iniciando una carrera en IT, o porque odias a Microsoft, o simplemente por curiosidad. Sentite afortunado, hoy en día es muy sencillo realizar los primeros pasos con este sistema operativo.

  1. Elegir una distribución

A lo largo y ancho de la web encontraremos varias distribuciones del Sistema Operativo. Algunas fueron creadas para usos específicos (Forensics, Security Assessment, etc.) y algunas otras para usos generales, en sus versiones para servidores o para desktops.

Para los usuarios de PC’s de escritorio podemos encontrar Ubuntu, la cual permite tener un primer acercamiento con la facilidad de su instalación, debido a que su amplia popularidad ha logrado que sea compatible con la mayoría de los dispositivos (hardware).

Por ejemplo, para equipos más antiguos podemos encontrar una variante de Ubuntu, llamada Lubuntu, cuya optimización permite ejecutarse con menores recursos de hardware.

Otras Distros más complejas: Fedora, Arch Linux, SME Server, CentOS, etc.

2. Live CD

Mediante un Live CD podemos hacer una prueba de forma casi inmediata de como es la distribución sin realizar una instalación en el equipo.

Esta es la forma más fácil y rápida de iniciarse. Lo único que debemos hacer es descargar la ISO y grabarla en un CD/DVD. Una vez finalizado el proceso de grabación realizar un inicio del sistema desde la lectograbadora, y posteriormente seleccionar la opción de “Probar Ubuntu” (en el caso de un Live CD de Ubuntu).

3. Virtualización

Podemos usar VirtualBox, que es gratuito, para llevar a cabo esta tarea si estamos utilizando una PC con Ms Windows.

Es similar al caso anterior. Teniendo la ISO que descargamos de la web oficial de la Distro, creamos una Máquina Virtual (Virtual Machine en inglés, o VM por sus siglas) donde seleccionaremos dentro de la lista de opciones la distribución elegida. Luego seguimos los pasos que figuran en pantalla para finalizar la creación de la VM.

Lo bueno de esto es que podemos probar tantas distros como querramos de una manera rápida e ir comparando entre las versiones que fuimos instalando.

4. Obtener ayuda

Puede ser desafiante comenzar con un nuevo sistema operativo, sobre todo cuando las cosas no salen como uno deseaba. Por suerte hay mucha documentación hoy en día en internet. Cada distribución tiene su sector de soporte, Wiki, foros, donde podemos encontrar todo tipo de información que nos ayudará a resolver nuestros inconvenientes y hasta evacuar cualquier duda que podamos tener.

Algunos ofrecen atención al usuario de manera telefónica por un costo relativamente bajo.

5. Recomendación

Animense a probar este sistema operativo, el cual es muy versátil y su popularidad a logrado que hoy sea más sencillo de utilizar. Algo muy importante es que no debemos pagar por ningún tipo de licencia por su uso. Solamente lo descargas y lo usas.

logocircular

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *